¡FRESCA Y VERSATIL COMO UNA LECHUGA!

Actualizado: abr 26

Muchas son las cualidades que podemos atribuir a la lechuga, pero quizás su mayor virtud es su variedad y por ende , adaptabilidad a las condiciones climáticas.


Se dice que el hombre pre-histórico consumía lechuga silvestre, pero los primeros cultivos dedicados provienen del siglo VI D.C. y se le atribuyen a los griegos, más tarde los romanos continuaron con su cultivo y la consumían tanto cocida como cruda.

Y la explicación para esto es que esa primera lechuga es formalmente conocida como “Lactuca serriola” y es muy diferente de las comúnmente consumidas en la actualidad, de hecho es rígida, amargo y de hojas aserradas, bastante alejada de las comunes expresiones “Fresco como una lechuga” o “Cama de lechugas”, de ella seguimos rescatando el valor medicinal.


No he encontrado en mi investigación el proceso de cambio de este valioso vegetal, pero si hay registro de que fue el propio Cristóbal Colon quien la trajo a América para ser cultivada en huertos familiares primero y más tarde con fines comerciales.

En esos cambios de continente, de estaciones, variedades geográficas y estacionalidades surgen en la actualidad por lo menos 14 tipos conocidos de lechuga, de verano, de invierno, de media estación podemos consumirla todo el año en sus perfectas combinaciones en sí mismas o con otros vegetales.


“Mix de verdes” leemos a menudo en un menú y automático sabemos que por lo menos serán 3 tipos de lechuga permitiendo variedad de sabores, que luego contrastan y complementan los de otros vegetales y aditivos : tomates, cebollas, zanahoria, remolacha, huevo y chauchas, son algunos de los más comunes, pero no limitativos. También combina bien con pollo grillado, o con atún, con crotones de pan como en la famosa cesar y hasta con frutas como piña, manzana y mango.


Es un piso perfecto para el Chivito o la Mila al pan, la hamburguesa de carne de res o el sándwich de pescado, ni que hablar de lo que suma en los emparedados vegetarianos. Y si hablamos de la lechuga cocida tenemos otra variedad, de la que rescatamos tortillas y soufflés, pero sobre todo, los reyes de la historia: buñuelos de lechuga.





Su gran variedad la hace estar presente todo el año en nuestra dieta, pero además, la hace ser un ingrediente económico, que no es una cualidad menor para atribuirle a este versátil vegetal.


Fuente : https://www.foodtimeline.org/

Foto: Tadeusz Wejkszo 123rf



68 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo